Buscar este blog

jueves, 31 de marzo de 2011

Parque Güell II

Del vestíbulo de entrada parte una escalinata que conduce a la plaza central de la urbanización, dispuesta simétricamente alrededor de una escultura de salamandra que se ha convertido en el emblema del jardín, de Barcelona y de Gaudí.



La escalinata está ubicada entre muros almenados y en su zona central alberga tres fuentes con conjuntos escultóricos, que representan los países catalanes. En la primera fuente Gaudí situó un círculo como símbolo del mundo y un compás como símbolo del arquitecto, en la segunda el escudo de Cataluña y una serpiente, como alusión a la medicina o a la serpiente Nejustán que llevaba Moisés en su cayado, y en la tercera el dragón o salamandra que representa la ciudad de Nîmes lugar donde se crió Güell.




Sobre la escalinata se sitúa la Sala Hipóstila o Sala de las Cien Columnas, que sirve de soporte a la plaza superior. El punto central del parque lo constituye la inmensa plaza de forma oval, cuyo borde sirve de banco ondulado con forma de serpiente de 110 metros de longitud recubierto de pequeñas piezas de cerámica y cristal. En su parte exterior contiene un friso cubierto de gárgolas para desaguar la lluvia, así como pequeñas figuras en forma de gota de agua.



En el lugar donde se habría situado la capilla, en la cima del monte, Gaudí construyó un monumento en forma de Calvario de tres cruces. El monumento tiene planta circular y dos rampas de escaleras, en cuya cima se sitúan las tres cruces y desde donde hay una magnífica panorámica de Barcelona. La orientación de las cruces indica los cuatro puntos cardinales y la que acaba en flecha apunta hacia el cielo, lo que da lugar a que se realicen especulaciones sobre su significado.




En 1969 fue nombrado Monumento Histórico Artístico, y en 1984 Patrimonio de la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario